Blog

“La canción de mi padre”

Un niño trabajador, creativo, alegre…  encogido y aterrorizado, maltratado y truncado por las palabras y la ira de su padre.

Imagen de Olya Adamovich en Pixabay

Hace unos días, llevamos a los alumnos de tercero al cine y a un paseo por el campo.

Vimos la película titulada “La canción de mi padre”, yo no la había visto y el título me tuvo intrigada toda la película por no encontrar respuesta a “cuál era la canción”.

Reí, sufrí, me enternecí, lloré, me emocioné… y sin duda los más de trescientos adolescentes que también la veían pasaron por todas las emociones y aprendieron buenas lecciones de vida:

 

“Es posible superar los momentos de duros”  

“Has de perdonarlos para poder conquistar el propósito de tu vida”

 

El padre de Bart quería hacer de su hijo lo que él no logró ser y hasta que Bart no le plantó cara y luchó por su vida no pudo romper con el sufrimiento que su padre le infligía y, con ello, llevar a su padre a reconocer el grave error que cometía maltratando a su hijo física y psicológicamente con su obsesión.

Imagen de gribouille334700 en Pixabay

¿Y la madre? estaremos preguntándonos, los dejó por ser también ella maltratada, dejando atrás a su hijo desprotegido.

No se trata de juzgar a las personas, pero sí puede ser es una llamada de atención para todos ¿Qué situaciones viven, qué circunstancias sufren los hijos en sus familias? ¿y en mi familia?

Con frecuencia los avatares de cada día alteran nuestro ánimo, se oponen a nuestros sueños y… entra la frustración y con ella la el enfado, la ira, la obsesión por cambiar las cosas a toda costa. Y atropellamos vidas, especialmente las de nuestros seres queridos.

 

 

 

Actúa ya. No dejes pasar un minuto más, haz examen, escribe la lista situaciones adversas, pide consejo para ver opciones de cambio y solución y llévalo a cabo. No prolongues más tiempo el sufrimiento en los que amas. Más tarde peor será la situación, el tiempo no lo arreglará, lo empeora.

Con el corazón en la mano ¡VIVE DESDE EL AMOR!